Monitoreo de plaguicidas en cuencas hídricas

La cuencas hídricas resultan de importancia fundamental en el momento de monitoreo de plaguicidas. Los productos químicos no persistentes usados como plaguicidas en los cultivos, terminan en algún cuerpo de de agua hasta su degradación. Su acción es aguda, son solubles en agua y es posible su establecer su trazabilidad a partir de la hidromorfología de la cuenca.

La cuencas hídricas resultan de importancia fundamental en el momento de monitoreo de plaguicidas.

Los productos químicos no persistentes usados como plaguicidas en los cultivos, terminan en algún cuerpo de de agua hasta su degradación. Su acción es aguda, son solubles en agua y es posible su establecer su trazabilidad a partir de la hidromorfología de la cuenca.

Por otra parte, los productos químicos persistentes (p.e: organoclorados), se acumulan en algún sustrato específico. No se descomponen rápidamente, son solubles en grasas y se acumulan en los tejidos vivos: pueden viajar grandes distancias.

Teniendo en cuenta estos dos grupos de plaguicidas, un plan de de monitoreo se puede estructurar también en base a dos componentes principales:

Evaluación en origen

Estudio del origen de los plaguicidas no persistentes desde su aplicación en explotaciones agrícolas.

Evaluación en destino

Medición de concentraciones de plaguicidas directamente sobre sustratos del ecosistema. Estas mediciones dan una noción relativamente inmediata de la situación ambiental de la cuenca en relación a la presencia de plaguicidas persistentes.

La metodología de evaluación de plaguicidas propuesta persigue dos fines principales, de acuerdo al tipo de plaguicida buscado:

  • Determinar la situación ambiental de la cuenca en cuanto a la presencia de los plaguicidas (compuestos persistentes)
  • Buscar el origen de los vertidos. El grado de detalle en el origen del vertido depende del detalle de la división territorial en sub-cuencas. Esto se aplica para familias de plaguicidas mas o menos persistentes (piretroides, organofosforados)

1. Identificación de actividades en la cuenca

A los efectos del plan de monitoreo hay dos grupos de actividades que se desarrollan en la cuenca: generación (vertidos) y consumos.

Los vertidos hacen referencia a la llegada de plaguicidas a los cuerpos de agua y a los demás sustratos del ecosistema.

Los consumos hacen referencia a la extracción o utilización de recursos de la cuenca para usos humanos: agua dulce, pesca, recreación, riego.

En ambos casos es necesario identificar con precisión las actividades desarrolladas y su ubicación. En el caso de los cultivos, es necesario delimitar las áreas dedicadas a cada tipo.

2. Elección de plaguicidas a monitorear en la Cuenca

De acuerdo a los cultivos identificados en las cuencas se determina los principios activos empleados para el control de plagas. Esta información se obtiene de encuestas, antecedentes de uso, información agronómica.

Se asigna a cada cultivo los plaguicidas potencialmente utilizados, clasificados por familias químicas:

  • Persistentes
  • No persistentes

Si los volúmenes aplicados o la tendencia de uso lo justifican, se puede incorporar otras familias.

3. Elección de fechas a monitorear

Para el monitoreo de plaguicidas no persistentes, la elección de fechas donde realizar las campañas de monitoreo toma cuenta de los períodos de mayor riesgo ambiental de aplicación de plaguicidas (cantidad x índice toxicológico) y del régimen hídrico de la cuenca.

El volumen de plaguicidas empleado se determina en base a la dosis recomendada y/o a encuestas in situ.

En base a la combinación de parámetros (volumen aplicado y categoría toxicológica del plaguicida), se calcula para cada principio activo y en cada mes de uso, el Riesgo Ambiental de Plaguicidas (RAP).

Entre los meses de mayor cantidad de índices RAP de plaguicidas aplicados y de mayores lluvias, se elige en qué momento concentrar las campañas de monitoreo.

La elección de fechas de monitoreo de plaguicidas persistentes, dependerá de los ciclos de vida y de la dinámica poblacional de los ejemplares elegidos como sustratos.

4. Elección de sustratos en función de la naturaleza química de los plaguicidas.

Para el monitoreo de plaguicidas persistentes, se debe estudiar la cadena trófica y la dinámica del ecosistema en consideración a los efectos de elegir adecuadamente el sustrato que puede brindar mayor información.

Además de su persistencia, los organoclorados se trasladan por el agua adsorbidos a los sedimentos en suspensión. Se acumulan en los tejidos grasos de los animales que los trasladan y experimentan procesos de magnificación del compuesto en la medida que se asciende en la cadena trófica. También se acumulan en sedimentos (lecho activo e inactivo) y en acuíferos.

5. Elección de puntos de monitoreo

Los puntos de monitoreo son los sitios donde se realiza la extracción de muestras para la medición de concentración de plaguicidas.

Para plaguicidas no persistentes, los puntos de monitoreo se ubican en:

La zona de vertido de sub-cuencas, previo a la zona de mezcla con el cuerpo principal.

Los sitios de uso del cuerpo de agua: tomas para agua potable, pesquerías, uso recreativo, toma para riego.

Se puede tomar puntos de vertido primarios y secundarios:

Los primarios son los correspondientes a las sub-cuencas principales de la cuenca de estudio

Los secundarios son los correspondientes a las sub-cuencas tributarias de las sub-cuencas principales.

El grado de subdivisión del territorio está dado por la superficie promedio de las sub-cuencas, los recursos disponibles y los objetivos del plan de monitoreo.

En caso de subdivisiones de sub-cuencas se propone un monitoreo por aproximación sucesiva: cuando se detecta concentraciones fuera de los parámetros de referencia en los puntos de vertido primario, se desencadena una batería de muestreo en los puntos de monitoreo secundarios, y así sucesivamente.

6. Elección de plaguicidas en cada punto de monitoreo

La superposición de las divisorias de agua (límites de cuencas) en las áreas de cultivo determina los cultivos desarrollados en cada sub-cuenca.

Retomando la atribución de plaguicidas a cada cultivo (punto 2) se determina qué principios activos y qué familias son esperables en cada sub-cuenca. De esta determinación se define el listado de plaguicidas a monitorear en cada punto de muestreo.

En los puntos de muestreo correspondientes a usos del agua se monitorean los plaguicidas no persistentes susceptibles de ser encontrados en la sub-cuenca a la que pertenecen.

7. Técnicas analíticas

Se emplean las técnicas analíticas estándares (establecidas por EPA o por el Standard Methods para las familias de plaguicidas).

  • alur
  • ancap
  • antel
  • b-p
  • barraca-erro
  • bg
  • bid
  • bosch
  • brou
  • casmu
  • cementos-artigas1
  • cereoil
  • f-ay
  • hormigones-artigas1
  • im-m
  • im-maldonado
  • int-paysandu
  • intendencia-rionegro
  • montecon
  • montevideoshopping
Contáctenos
  1. Realice su consulta técnica, en breve nos pondremos en contacto con Usted.
  2. Nombre y Apellido(*)
    Por favor, háganos saber su nombre.
  3. E-mail(*)
    Por favor, háganos saber su dirección de correo electrónico.
  4. Empresa / Institución(*)
    Campo requerido.
  5. Teléfono / Móvil(*)
    Campo requerido.
  6. Mensaje(*)
    Por favor, háganos saber su mensaje.